MAYFLOWER MEDICAL OUTREACH CONTINUES ITS WORK IN NICARAGUA

Por Monica Falk

February 22, 2020


 

En un mundo donde existe tanta pobreza, injusticias y desastres, naturales y provocados por el hombre, uno se pregunta: ¿dónde está el bien? Estoy aquí para decirles que el amor, la luz y la bondad también están en todas partes. En mi pequeño rincón del mundo, en las montañas del norte de Nicaragua, hay una luz que brilla intensamente y existe un lugar especial donde la esperanza brota eternamente para un pequeño grupo de niños sordos. El Albergue Mayflower en Jinotega es de hecho un lugar así. Es un albergue residencial donde los niños sordos de comunidades aisladas y remotas del norte pueden vivir, ir a una escuela para niños con necesidades especiales, aprender el lenguaje de señas, obtener una educación, y aprender un oficio. Mayflower Medical Outreach es la Fundación que lo hace posible.

Estos niños enfrentan desafíos increíbles en un país que realmente no puede proporcionar los servicios que necesitan. La mayoría de las personas sordas nacidas y criadas en estas comunidades rurales llevan vidas extremadamente solitarias y dependientes debido a sus limitaciones en el lenguaje. Estos niños a menudo provienen de hogares donde muchas de sus familias no saben leer ni escribir, que quieren más para sus hijos pero no saben cómo ayudarlos.

Se imagina no tener un lenguaje para expresarse: ¿sus miedos, su felicidad, sus ideas, sus pensamientos? ¿Qué tan difícil sería tener amistades significativas sin poder comunicarse? Es increíblemente aislante. Mayflower ofrece a las familias de niños sordos la oportunidad de brindarles a sus hijos la educación y la socialización a las que todos los niños deberían tener acceso.

La vida en el albergue es cualquier cosa menos aburrida. Hay 24 niños sordos de 8 a 20 años, desde 1er grado hasta adultos mayores en la escuela secundaria. Algunos niños han estado viniendo al albergue desde su inicio hace aproximadamente 11 años. Lo que hemos visto es que estos niños sordos se desarrollan en una atmósfera de amor, respeto y amistad. Crecen cuando pueden comenzar a comunicarse entre sí en lenguaje de señas y se encuentran en un ambiente que les hace darse cuenta de que su discapacidad no tiene por qué impedirles sus sueños. Ellos se motivan cuando ven que hay otros niños con la misma discapacidad que están aprendiendo computación, carpintería o aprendiendo a conducir.

El año pasado tuvimos a nuestro primer graduado de la escuela secundaria del albergue y varios miembros de Mayflower en Oklahoma City vinieron para presenciar y participar en la celebración de este evento. Fue un día emotivo para todos nosotros. Tenemos 5 estudiantes en su último año en la escuela secundaria que se graduarán este año. Me enorgullezco cuando miro lo lejos que han llegado y cómo lucharon para llegar a este punto. Los vi crecer y lidiar con todas las dificultades de su adolescencia. Ahora veo que los más jóvenes los miran y piensan: "Ese seré yo algún día".

Mayflower Medical Outreach se financia a través de donaciones, y el 95% de todas las donaciones se utilizan directamente en Nicaragua. Además del albergue para niños sordos, Mayflower mantiene una clínica de audiología durante todo el año y ha proporcionado audífonos y pruebas audiometrías a miles de nicaragüenses. Tenemos brigadas médicas dos veces al año que brindan cirugías delicadas que no están disponibles en ningún lugar de Nicaragua. Nuestra próxima brigada llega a Nicaragua a principio de Marzo. Para mayor información cómo usted puede apoyar nuestros esfuerzos, visite nuestro sitio web www.mayflowermedical.org

Blog Display Image: 
English